miércoles, 24 de mayo de 2017

Crema de Brócoli con Gorgonzola Dolce.




     Hoy os traigo una riquísima crema de brócoli con queso Gorgonzola; una crema ligera, sana y veraniega, para quién cómo es mi caso, nos guste tomarla templada, casi fría... Y sobre todo, especialmente adecuada a todos y todas las amantes de los sabores intensos.

     Podemos prepararla durante todo el año, puesto que lo ideal es tomarla caliente dado que al llevar queso, con el calor la textura se hace más homogénea.

     Es la adaptación de una receta tan británica como la "crema de brócoli con queso Stilton", y que normalmente suelo preparar con distintas variedades de queso azul, al igual que el Stilton, aunque su sabor sea ligéramente diferente en función de que usemos un Azul Danés, un Bleu d'Auvergne, Roquefort o como es este caso un Gorgonzola dolce.

     Como soy un amante de este tipo de quesos, la prepare con cualquiera de ellos, para mí el resultado siempre va a ser exquisito, pero para quienes no seáis tan aficionados al sabor de los quesos con moho, os recomiendo que al batir la crema vayáis agregando queso poco a poco, probando, hasta llegar al sabor perfecto para vosotr@s.

     ¡Vamos a ello!


     Ingredientes (para 4 personas):


     - 1 kg. de brócoli.
     - 1 patata grande (500 grs.).
     - 1/2 cebolla.
     - 100 grs. de queso Gorgonzola dolce.
     - Sal y Pimienta negra molida.
    

     Preparación:


     No hay receta más fácil que esta....

     A ninguno de vosotr@s os voy a enseñar cómo hacer una crema de brócoli...Pero sí os diré como la preparo yo.

     Vamos a cocer 1 kilo de brócoli ya limpio, una patata grande troceada y media cebolla.

     Retiramos agua de cocción y pasamos por la batidora, añadiéndo agua de cocción si fuese necesario.

     Una vez pasado, salpimentamos, agregamos 100 grs. de queso Gorgonzola y batimos.

     ¡Listo!


     Nuestra crema ha quedado perfecta.

     Para emplatar vamos a hacer de forma fácil y rápida un crujiente de jamón serrrano al microondas, poniendo papel de cocina en un plato, las lonchas de jamón y de nuevo papel de cocina para cubrirlo, apretándolo. 1 minuto en el microo.


     Ala! A comer...!


     ¡Buen Provecho!


sábado, 20 de mayo de 2017

Hélices de lentejas rojas con pollo, brocoli y vinagreta de albahaca.



     ¿Quién dijo que comer legumbres era aburrido?

     Hoy prepararemos una ensalada de lentejas, sí, pero de una forma totalmente distinta a lo habitual...

     ¿A que parece una ensalada de pasta?

     Es un plato veraniego, ligero, sano, con un alto nivel nutricional y sobre todo muy divertido.

     Vamos a usar unas helices de lentejas rojas, hechas 100% con harina de lentejas rojas. Tienen una cocción más rápida que la pasta y mantienen la mayor parte de las propiedades de las lentejas, además de no contener gluten.

     Son ricas en fibra y bajas en grasa. Tienen un alto contenido en proteínas e hidratos de carbono de origen vegetal a la vez que nos aportan hierro, fósforo, magnesio, manganeso y vitaminas B6 y D en mayor grado.

     Y saben a... Lentejas!

     Para este plato vamos a reciclar... Voy a usar un trozo de pollo asado que tengo en el frigo y el aceite de oliva virgen extra de unas aceitunas kalamon, y si encima ya tenéis unos trozos de brocoli cocido... Más que mejor.

     ¡Vamos a ello!




     Ingredientes ( para 4 personas):


     - 250 grs. de helices de lentejas rojas.
     - 150 grs. de tiras de pollo asado.
     - 250 grs. de floretas de brocoli.
     - 1 diente de ajo.
     - 1 manojo de albahaca fresca.
     - 1 chda./tbsp. de vinagre de vino blanco.
     - 4 chdas./tbsp. de aceite de oliva virgen extra.
     - 50/100 grs. de queso Granna Padano recién rallado o parmesano.
     - 12 aceitunas Kalamon.
     - Sal.


     Preparación:


     Una cosa fácil y rápida.

     Comenzamos por cocer la "pasta", en agua hirviendo con sal, 5 minutos.

     Desmenuzamos la pechuga de pollo o la compramos ya asada, desmenuzada y envasada.

     Cortamos las floretas de brocoli ya cocidas, 5 minutos, o bien compramos un paquete de floretas de brocoli apto a microondas y las ponemos 5 minutos.

     En un mortero pondremos un diente de ajo, sal y un buen manojo de albahaca, machacamos bien hasta que sea una pasta homogenea, añadimos una cucharada de vinagre, mezclamos, 4 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de aceitunas kalamon y emulsionamos.

     Unificamos.

     ¡Y listo!


     Para emplatar vamos a usar queso Granna Padano rallado y unas aceitunas Kalamon.

     ¡Buen Provecho!


    

viernes, 12 de mayo de 2017

Alcachofas con salsa de almendras.




     Hoy os traigo otra riquísima receta de temporada primavera-verano, y es más, de temporada, puesto que las alcachofas ahora están muy que muy baratas.

     Una receta ligera y sana, a la que si quereis podéis incluso suprimir el pan y hacerla más ligera, pero el resultado obviamente ya no será el mismo.

     Yo a la alcachofa la llamo "carne verde" puesto que es rico an proteinas vegetales, y si además en la receta añadimos almendras aún más, a la vez que es muy saciante.

     ¿Que propiedades no conocemos ya de la alcachofa?

     Es antioxidante, diuretica, rica en fibra, aporta proteinas vegetales a la vez que tiene un valor calórico y de hidratos de carbono bajísimo. Rica en potasio, sodio, magnesio, hierro y vitaminas C y provitamina A. Ayuda a la digestión y al buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo, y sobre todo es depurativa de nuestro higado.
 
       Esto no quiere decir que la alcachofa sea la panacéa, pero sí, que sus beneficios son muy buenos a nuestro organismo.

     ¡Vamos a ello!



     Ingredientes (para 4 personas):


     - 2 kgs. de alcachofas.
     - 100 grs. de almendras.
     - 3 rebanadas de pan.
     - 5 dientes de ajo.
     - 2 hojas de laurel.
     - 100 clts. de vino blanco (medio vaso).
     - 500 clts. de caldo de pollo (2 vasos).
     - 1 pizca de pimienta negra molida.
     - Aceite de oliva virgen extra.
     - Sal.


     Preparación:


     Vamos a comenzar por limpiar y preparar las alcachofas, y las dejaremos en un bol con agua y limón para que no se oxiden.

     2 kilos de alcachofas parece mucho para 4 personas, pero la alcachofa es un verdura que tras limpiarla y prepararla pierde casi la mitad de su peso. Si no fuese porque estamos en plena época de comprarla barata, habría optado por comprarlas congeladas, que según que marca, al final nos sale por el mismo precio y están más que ricas.

     Vamonos a la sartén... Pondremos aceite de oliva virgen extra generoso y calentamos.

     Añadimos los dientes de ajo, las almendras, las rebanadas de pan y el laurel y freimos, moviéndolo. Vamos apartando según se vaya dorando y retiramos el laurel.

     En ese mismo aceite vamos a dorar un poco las alcachofas crudas, cortadas a mitades, agregamos medio vaso de vino blanco y dejaremos evaporar, tras lo que le pondremos medio litro de caldo de pollo y dejaremos cocer a fuego medio unos 15 minutos.

     Para la salsa podremos usar el mortero como receta de toda la vida que es... o podremos usar la batidora para obtener una textura mas fina, eso ya va en gustos. Por una cuestión de tiempo he optado por la versión batidora poniendo ajos fritos, almendras y pan en el vaso de la batidora, con un toque de pimienta negra molida, y batir poco a poco según agrego el caldo de cocer las alcachofas hasta obtener una textura cremosa.

     Como el caldo está caliente, con lo cual la salsa, casi no sería necesario calentar el plato.

     ¡Listo!


     Para emplatar voy a usar cebollino y unas aceitunas negras de Aragon con hueso.

     ¡Buen Provecho!



    

domingo, 7 de mayo de 2017

Bonito a la plancha con alioli de ajo negro





     Inauguramos el mes de Mayo, después de unas merecidísimas vacaciones, y como quién hace cambio de armario a verano, haciendo cambio a dieta de verano.

     Una receta facilísima, puesto que todos los ingredientes van a la plancha, siendo el leit motiv de la misma el "alioli de ajo negro".

     Podía haber preparado esto, cómo cualquier otra cosa, pero me apetecía dar ese toque a unas buenas rodajas de pescado azul a la plancha como el bonito y a unas verduras ya de por sí con un sabor intenso como los esparragos verdes.

     El ajo negro no es una variedad de ajo, es ajo sometido a un proceso de maduración, por el cual, a través de lo que se conoce como la reacción de Maillarc, que consite en una serie procesos químicos que se producen en un alimento sometido a condiciones muy concretas de humedad y temperatura durante un tiempo prolongado y que generán por la reacción de ciertos aminoacidos una coloración desde ocre a marrón, llega a adquirir esa coloración negra.

     Muy popular en la cocina coreana, y aunque algo menos, tambíen en la japonesa, su uso se comenzó a extender y popularizar a finales de la decada del 2000 en Estados Unidos y Reino Unido, desde donde a día de hoy se ha extendido al resto de Europa.

     Posée las mismas propiedades que el ajo común, aunque alguna de ellas en mayor grado, como es su cualidad como antioxidante. Rico en aminoacidos esenciales para nuestro organismo, microbiano, también denominado antibiótico, es una gran aportación a nuestro sistema inmunitario. Es energizante, ayuda a la circulación sanguinea y a nuestra actividad cardiovascular... Entre otras muchas propiedades...



     Su sabor es... Distinto.

     Cada uno define un sabor como lo siente... En la cocina asiatica se dice que su sabor es umami...

     En mi cocina de Madrid con esencia andaluza su sabor es infinitamente más suave que el del ajo, más seco, dicen que sabe a regaliz... No, no sabe a regaliz, es un sabor muy peculiar, algo así como dar un toque de ajo, un regusto acido de un vinagre balsámico, el toque seco como si tomaras café molido en un fondo de salsa de soja.

     Vamos que tenéis que probarlo y decirme cual es vuestro sabor, jejeje.

     Al final será umami...jajajajaja


     Ingredientes para 4 personas:


     - 1 kilo de bonito fresco a rodajas.
     - 1 manojo de esparragos verdes.
     - 4 dientes de ajo negro.
     - 1 huevo.
     - 1 cucharadita de zumo de limón.
     - 1 cucharada de vinagre.
     - 150 mls de aceite de oliva virgen extra.
     - 100 mls de aceite de girasol.
     - Sal.

     Preparación:

     Dar una receta de alioli es como dar una receta de gazpacho o de crema de verduras, cada cual la hace a su manera y a su gusto, pero aún así os dejo la mía.

     En el vaso de la batidora vamos a agregar un huevo, sólo la yema, la cual, o el huevo en si, lo habremos dejado al menos media hora a temperatura ambiente.

      Añadimos sal, 4 dientes de ajos negros, una cucharada de vinagre y una cucharadita de zumo de limón.

     Regamos con 150 mls de aceite de oliva virgen extra y 100 mls de girasol, para evitar que nos quede con un sabor excesivamente intenso producido por el aceite de oliva.

     Llevamos la batidora hasta el fondo del vaso, cubriendo todos los ajos, y comenzamos a batir al mínimo, sin moverla del fondo. En el momento en el que la salsa vaya emulsionando, cogiendo cuerpo y saliendo a la superficie, podremos ir subiendo la batidora y con movimientos circulares conseguir su total integración. Corregimos de sal si fuese necesario.

     Ya tenemos nuestro alioli de ajo negro listo!

     Ponemos la plancha a calentar y cocinamos hasta dorar los esparragos verdes y las rodajas de bonito.

     Para emplatar vamos a usar un toque de cebollino y unas aceitunas negras.

     ¡Listo!


     ¡Buen Provecho!